×
hace 11 meses
[Arte]

Restaurarán joya histórica en Nuevo León

La capilla era parte de la Hacienda de Santa Bárbara de los Nogales

Imprimir
Foto: Zócalo | Agencias Reforma
Escuchar Nota


Monterrey, NL-. Una capilla construida entre 1658 y 1661 en San Pedro, y considerada el edificio más antiguo de Nuevo León, estuvo por años en el abandono.

Pero a partir de ayer comienza una nueva historia con su restauración.

La construcción del siglo 17 donde habitaron los primeros pobladores del municipio fue donada al municipio sampetrino para su rescate, por parte su propietaria, Cecilia Garza Dávila.

E
sa capilla era parte de la Hacienda de Santa Bárbara de los Nogales, donde vivieron Mónica Rodríguez y Miguel de Montemayor, éste último nieto de Diego de Montemayor, fundador de Monterrey, e hijo de Alberto del Canto, fundador de Saltillo.

Además del predio ubicado en Callejón de Capellanía, entre la Avenida Morones Prieto y Juárez, la empresaria donó un millón de pesos para la restauración y un área para 20 cajones de estacionamiento, detalló José Dávalos, Secretario del Ayuntamiento.

A cambio, el municipio le otorgará permisos para construir un edificio de departamentos al lado del recinto.

"Para nosotros tiene un valor histórico incalculable", expresó el funcionario.


"Queremos darle ese carácter, que sea un recinto cultural. Un lugar donde pueda haber exposiciones, conferencias y que fomenten el arraigo y sentido de pertenencia a nuestra comunidad. El enfoque será histórico".


Garza Dávila es tataranieta del general sampetrino Lázaro Garza Ayala, figura clave para la victoria mexicana en la Batalla de Puebla.

Descendiente de Mónica Rodríguez, Garza Ayala nació en la Hacienda, que en ese entonces se le conocía como San Pedro de los Nogales, y vivió ahí luego de heredar la propiedad.

"La idea de donar el edificio no es nueva, era algo que pretendíamos desde hace años, ya se había dado en comodato para que se aprovechara como patrimonio de todos, sin embargo no se había logrado que se le diera una continuidad", dijo Garza Dávila.


"Por fin ahora en la administración hubo voluntad de rescatar y aprovechar esta capilla, un edificio histórico. Estamos muy contentos que esta pequeña joya se recupere, se restaure, que la gente la pueda visitar".


Para la restauración del edificio, el municipio contratará arquitectos especialistas y colaborará con expertos del INAH, detalló Dávalos.

El historiador Carlos González lleva 35 años promoviendo el rescate del inmueble. En sus investigaciones encontró documentos como testamentos y litigios, con fechas que confirman a la capilla como la construcción más antigua del Estado.

Antes de eso, los edificios que se consideraban los más antiguos de Nuevo León eran la Casa del Campesino, que data de 1752, y El Obispado, de 1787.

González señala que la capilla fue construida por indicación del entonces Gobernador Martín de Zavala para los hacendados, quienes debían catequizar a los trabajadores chichimecas a su cargo.

"Cuando me di cuenta de que sí es la construcción más antigua, muchos historiadores dijeron que no. Ninguno me pudo refutar lo que yo estaba diciendo con documentos", compartió el cronista de San Pedro.

"Que se conserve es una gloria. Es de los grandes logros personales de la vida".


Imprimir
te puede interesar
similares
-->
{/exp:ce_cache:it}