×
hace 11 meses
[Deportes]

Muere Sergio Romo, ídolo de la lucha libre

El luchador Sergio Romo murió hoy a los 84 años debido a una neumonía.

Imprimir
Escuchar Nota


Monterrey.- El luchador Sergio Romo murió a los 84 años debido a una neumonía.

Vaquero Romo, su hijo, informó que su padre estuvo internado en la Clínica 67 desde la semana pasada.

"Mi padre fue mi mejor amigo. Sus enseñanzas, sus regaños, seguí la escuela de él y ahorita no tengo palabras, estoy muy dolido, mis hermanos igual. Estamos tristes por todo lo que está pasando ", dijo Romo.

Su padre era considerado uno de los luchadores más recios de la región.

Enfrentó a El Santo, Blue Demon y toda la baraja luchística de la época dorada.

Como Romo, hizo historia, pero también adoptó los personajes de El Alacrán y El Verdugo.

"Era muy duro, muy recio, no aceptaba fallas y como maestro pocos aguantaban los entrenamientos con él", recordó el Vaquero.

Debutó en 1954 y se retiró en el 2009 y siempre fue uno de los caladores en la región, pues tenían que pasar por él las figuras nacionales.

Fue el principal maestro en la Arena Coliseo y sacó a luchadores que todavía dan batalla.



"Me acuerdo una vez que entramos a llavear a ras de lona y cuando le hago un agarre de piernas, no sé cómo me agarró el cuello, luego me agarró la nariz y me provocó una hemorragia que la tengo muy presente", relató Silvet Star.

"Es uno de los luchadores que sabía cómo lastimar, me caló y me lastimó en segundos y no queda más que pronta resignación para Romo, sabe que tengo un aprecio para él y toda su familia y pues va a tener un ángel que lo cuide desde el cielo".

Guillermo Gómez, uno de los promotores que más defienden la lucha regia, lamentó la noticia, pero recordó un pasaje en la vida de Romo.

"En la arena La Villa, en Guadalupe, tuvo una de sus grandes batallas enfrentando a El Santo, quien al final se molestó porque el apoyo del público fue para Romo, quien había invitado a todo el departamento de Tránsito de Guadalupe, donde laboró mucho tiempo", recordó Gómez.

Vaquero señalo que su papá no aceptaba ninguna falla y que en una ocasión cuando le tocó luchar en contra le quebró una costilla.

"Siempre fue profesional, pero sí me decía que hay que respetar jerarquías, pero que no me dejara de nadie, arriba del ring no me podía dejar de nadie", comentó Romo.

Vaquero dijo que en su familia son 10 hermanos y que extrañarán los consejos de su padre.


Imprimir
te puede interesar
similares
-->
{/exp:ce_cache:it}